Comer barato, sano y vegano…

Mucha gente me comenta que la principal barrera a la hora de alimentarse de forma saludable es el precio de los alimentos saludables. Esta afirmación es una verdad a medias. Si que hay alimentos saludables caros, aunque los mejores y más baratos no suelen venir en envases publicitando sus bondades nutricionales. Por otro lado existen alimentos procesados que aparentan ser sanos porque, por ejemplo, contienen quinoa pero si te paras a leer los ingredientes apenas contiene un 1% de esta. Muchas veces en este tipo de alimentos, además de su coste elevado, puede que los restantes ingredientes sean dañinos para ti. Con esta entrada espero ayudarte a escoger las mejores opciones para que ahorres salud y unas moneditas…

¿Cuánto cuesta tu salud?

Desde hace años que mantengo un estilo de alimentación saludable, estilo este que difundo entre los mios. Si estás leyendo esto posiblemente eres una de esas persona que me importa. Es una alimentación barata, pero aunque realmente fuese mucho más cara, seguiría siendo una prioridad. El dinero gastado en comida real lo considero una inversión en salud, no un gasto!

¿Es realmente más caro alimentarse de forma saludable?

Un estudio de la Universidad de Harvard analizó varios alimentos buscando encontrar la mejor relación entre calidad nutricional y precio del producto. Llegaron a la conclusión que los frutos secos, alimentos de soja y cereales integrales son más nutritivos por euro invertido y que en el extremo opuesto se encuentran la carne y los productos lácteos. Por lo tanto, comprar alimentos de origen vegetal puede ser la mejor inversión en salud dietética.

Las legumbres te aportan muchos  nutrientes. Es cierto que una ración de verduras cuesta cuatro veces más que una ración de comida chatarra, pero por otro lado su densidad nutricional es veinte y cuatro veces superior. La relación entre las verduras y la carnes es distinta, ya que la carne es tres veces más cara y tiene un valor nutricional dieciséis veces inferior al de la verdura. Tanto la comida chatarra como la carne son alimentos con una peor relación calidad precio que la verdura.

Si quieres aumentar la cantidad de grasa en tu cuerpo y, consecuentemente, empeorar tu salud, puedes hacerlo con poco dinero a base de comida chatarra y alimentos de origen animal. Por el contrario, quédate con la fruta y las verduras, reduce el consumo de carne y pescado e introduce legumbres en tu dieta, si lo que deseas es mejorar tu salud y acercarte a tu peso ideal, nutriendo tu cuerpo de manera equilibrada y por un precio reducido.

«No te preguntes porque la comida sana es tan cara, pregúntate porque la comida chatarra es tan barata.»

Ahora están de moda el pan sin gluten, el chorizo eco, las tortitas bio, la leche enriquecida con omega 3 y un montón de productos más cargados de etiquetas y mensajes atractivos para impulsarnos a comprar. Aunque pocos de estos productos son de calidad, al final tienen su precio inflado tanto porque pasaron por uno o más procesos para su elaboración.

El tomate no se vende con etiquetas «sin gluten» y «rico en cinc» pero aún así posee estas características. Si no lo estás haciendo ya, por tu salud, poco a poco cambia esos alimentos que sabes que no son sanos por fruta y verdura. Las primeras semanas puedes empezar por los snacks que haces entre horas, normalmente son esos nuestra perdición. Cuando te sientas a gusto puedes seguir con las comidas principales.

Seguir una alimentación saludable no tiene por qué ser más caro, pero es cierto que al iniciarse requiere mayor tiempo, dedicación , atención y conocimiento hasta que te acostumbres a este nuevo hábito.

6 tips para ahorrar en salud:
  1. Consume alimentos locales y de temporada.
  2. Busca una receta saludable con esos alimentos y cocínala.
  3. Consume legumbres, son altamente nutritivas y económicas.
  4. Lánzate y combina las técnicas culinarias que dominas para crear platos únicos.
  5. Elige las tiendas que te ofrecen la mejor relación calidad – precio.
  6. Recicla las sobras de la última comida para elaborar nuevos platos.

Desde mi punto de vista y como conclusión, si deseas ahorrar y hacer una compra saludable deberías reducir el consumo de alimentos más caros (carne y pescado) y aumentar el consumo de verduras y frutas junto con algunos hidratos de carbono saludables como las legumbres. Recuerda que la dieta sana es la mejor inversión para tu organismo, si tienes una dieta equilibrada nutricionalmente conservarás tu salud y ahorrarás dinero en la farmacia.

Si tienes posibilidad consume alimentos ecológicos, pero si por motivos económicos o por proximidad no te los puedes permitir, quiero que sepas que tu alimentación puede seguir siendo saludable, consumir ecológico es un extra. Lo importante es incorporar frutas y verduras a tu nevera y tirar, eliminar y evitar todos los alimentos refinados.

Déjame un comentario si tienes alguna duda, necesitas ayuda o apenas quieres compartir como lo estás haciendo.